La Pieza del mes

Julio de 2017


Cuño de estampillar

Cerámica

Siglos XII-XIII. Palacio de Mayoralgo, Cáceres

 


 

Desde los primeros años de vida del Museo de Cáceres, las piezas de la Sección de Arqueología han ingresado principalmente gracias a las excavaciones arqueológicas. Las primeras «excursiones arqueológicas» llevadas a cabo por eruditos locales y miembros de la Comisión de Monumentos, dieron paso a excavaciones científicas; así, por ejemplo, ya en 1910 Adolf Schulten inicia las excavaciones en Cáceres el Viejo que continuarán en los años 1927 y 1930; en 1929 Antonio Floriano comienza a excavar en Cáparra, yacimiento que a lo largo del siglo contará con numerosas intervenciones que han sacado a la luz el trazado urbano de la ciudad, y en 1960 se realiza la primera excavación en la cueva de Maltravieso.

Actualmente la colección arqueológica es la más numerosa del Museo, ya que sus fondos proceden de las excavaciones sistemáticas y de urgencia, de los seguimientos durante obras de infraestructuras y otras intervenciones, y de los hallazgos casuales que se llevan a cabo en la provincia de Cáceres. De acuerdo con la ley 2/99 de Patrimonio Histórico y Cultural de Extremadura, todos los materiales arqueológicos procedentes de la provincia de Cáceres deben ser depositados en el Museo de Cáceres.

Entre los años 2001 y 2005 se realizaron las excavaciones arqueológicas del Palacio de Mayoralgo, en Cáceres, donde aparecieron desde los restos del foro de la ciudad romana de Norba Caesarina hasta materiales medievales y modernos. De esta excavación procede este cuño de estampillar; se trata de una pieza realizada en barro cocido de forma paralelepípeda con un rebaje central para que se adapte a la mano del alfarero y así poder estampillar el barro fresco. Presenta una matriz en cada uno de sus dos lados cortos que son cuadrados, el motivo de estampado de uno de los lados es una hoja estilizada, y el otro representa dos arcos de herradura. Lo más significativo es que incluye un grafito o inscripción en el que se puede leer el nombre del propietario del cuño “amal al-Sarrā[ŷ]” interpretado como “guarnicionero” o como “pintor a la encáustica”, tal vez relacionado con la familia banū Sarrāŷ de Granada.

En al-Andalus se desarrolló la tradición del estampillado sobre grandes tinajas, donde los motivos se fijaban sobre el barro fresco aún sin cocer combinando formas geométricas, vegetales, de animales, inscripciones o motivos mágicos de protección, como la mano de Fátima, a modo de cenefas; esta técnica decorativa alcanza su mayor desarrollo durante el periodo almohade. Gracias a otras excavaciones arqueológicas realizadas en la provincia se han localizado tinajas estampilladas decoradas con cuños similares.


 


 


Logo pie

Museo de Cáceres
Plaza de las Veletas,1
10003,Cáceres
Teléfono:927 01 08 77
museocaceres@gobex.es